Los 7 mitos del Proyecto de Seguridad

Foto LCO

Por Luis Carlos Osorio R.

Nuestra comunidad afronta por estos días una guerra de versiones con relación al llamado proyecto de seguridad. Que la renuncia de la administradora, Que los habitantes de calle que circundan al conjunto, que el incremento de morosos, en fin, todo tiene relación con el Proyecto. Todo se nos va convirtiendo en mito. Quiero aportar elementos para una mejor comprensión del problema.

Mito 1. El proyecto de seguridad, es un fracaso

Falso. Lo cierto es que el proyecto ofertado en la Asamblea a los copropietarios, mas que un proyecto de seguridad, es un proyecto de ahorro y de disminución del gasto. Este mal llamado Proyecto de Seguridad se fundamenta en la instalación de un sistema biométrico de huellas, en la instalación de una talanquera en el parqueadero, en la instalación de sensores y bombillos ahorradores y en la instalación de cámaras de video, entre otros.

Aunque todos estos componentes son fundamentales para la estructuración de un sistema de seguridad, en el caso del Multifamiliar no aplica, pues el contrato se centró principalmente en la venta de unos servicios y equipos, más que en la estructuración de una política de seguridad para el Conjunto.

Mito 2. Sistema biométrico libera al vigilante de sus funciones

Falso. El Sistema biométrico registra e identifica a las personas, pero NO libera al vigilante de sus funciones. Desafortunadamente, la concurrencia de personas principalmente en la portería de la 5-98 -sobre todo en horas pico-, no permite ese control y “todo el mundo entra en cadena”, sin que los vigilantes se inmuten.

La única manera de corregir este problema, es hacer cumplir el protocolo que regula el ingreso de los visitantes por la portería central. Así el vigilante puede estar atento para controlar la identidad de cada una de las personas que ingresan el multifamiliar.

Mito 3. El sistema electrónico desplaza la seguridad humana

Falso. Ningún sistema electrónico, por inteligente que sea, desplaza la seguridad humana. El sistema biométrico, la talanquera, las cámaras, son instrumentos que deben usar los vigilantes para optimizar la prestación del servicio de seguridad.

La eficacia del sistema depende entre otras cosas de la disposición del cuerpo de vigilantes para su uso. Cuando hay resistencia a hacerlo, ningún sistema funciona.

Mito 4. Ahora la seguridad es responsabilidad de los residentes

Falso. La seguridad del multifamiliar sigue siendo responsabilidad de la empresa de vigilancia contratada, aunque los residentes debemos tener presente que la seguridad es un tema que nos compete a todos.

Se ha querido vender la idea que los instrumentos instalados le endosan al residente la responsabilidad de su seguridad. No es así. Los residentes deben ser exigentes con los vigilantes para que cumplan sus funciones, eso si, con el mayor respeto y salvo circunstancias particulares, dando traslado de las quejas a la administración y al consejo para que den curso a la queja.

Mito 5. Con el sistema electrónico se ha incrementado la inseguridad

Falso. Hasta el presente solo se han suprimido dos vigilantes –recorredores-. El personal restante sigue intacto y por el contrario, se ha triplicado el numero de cámaras. O sea, que no son los factores internos la causa de un presunto incremento de la inseguridad.

Si debemos aclarar que las acciones desarrolladas por la administración distrital  en la calle del Bronx, ha traído como consecuencia el desplazamiento de algunos habitantes de calle a los alrededores del Conjunto. Esto genera cierta percepción de inseguridad, sobre todo cuando muchas de estas personas han sido detectadas oportunamente por los vigilantes, ya sea a través de las cámaras o por ubicación visual.

Mito 6. Con este Proyecto no ganamos nada

Falso. Solo en la cuenta de energía del multifamiliar se tiene un ahorro de 6.300.000 entre los meses de enero y abril, que proyectados al mes de diciembre, nos reportara un ahorro de 18.500.000. Este ahorro podría ser mayor si se contara con el apoyo de la comunidad y de los mismos vigilantes, que mantienen las luces de los parqueaderos prendidas. A esto hay que agregarle el ahorro en la disminución del personal de vigilancia.

Con la reubicación de algunas cámaras y una mejor disposición del cuerpo de vigilantes, de seguro también mejorara la percepción en nuestro Conjunto. Otros factores, como la situación de los entornos, vienen siendo tratados con las autoridades distritales, tanto civiles como de policía, en una agenda pactada.

Mito 7. Todo marcha muy bien

Tampoco es cierto. El proceso de recibo de los productos del proyecto aún no se culminado, pues el Consejo de administración viene siendo cuidadoso en que se cumpla a cabalidad con lo ofertado.

La falsa creencia de que habíamos adquirido unos productos electrónicos que nos resolvían todos los problemas, han llevado a una campaña de desinformación que resulta nociva para el bienestar de nuestra comunidad.

Nueva Santafé tiene un diseño arquitectónico que no favorece el diseño de los sistemas adquiridos, por lo que toca revisar la manera de hacer ajustes para optimizar su eficacia y hacer que talanqueras, sistemas biométricos y cámaras, contribuyan realmente a nuestra seguridad.

No todo está bien, pero no todo está mal. Lo que si está mal es promover campañas de desestimulo a quienes de manera altruista ofrendan su tiempo y capacidad en beneficio de la comunidad.

Ojala estas reflexiones promuevan la participación de la comunidad para mejorar nuestra seguridad. El debate está abierto.

About these ads

Una respuesta a “Los 7 mitos del Proyecto de Seguridad

  1. Así las cosas, a la conclusión que llego es que por “ahorrar” se “gastaron” o “invirtieron” ?? SESENTA MILLONES DE PESOS en un “MAL LLAMADO PROYECTO DE SEGURIDAD” (como usted lo menciona) para comprar e instalar algunos equipos -de muy baja calidad- que tiene locos a vigilantes, Consejo y residentes.
    No entiendo cuál es el “ahorro” si se incrementó la cuota, los vigilantes andan locos –abro o no abro la puerta? el sótano convertido en un socavón, la Administradora se fue, El Consejo tratando de defenderse, la secretaria tratando de administrar, … sesenta millones que hubieran arreglado el pésimo estado en el que se encuentra el sótano. La crisis de Bogotá nos quedó en pañales.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s